Semana Santa en Barcelona: descubre los rincones más desconocidos

13 abril, 2017 07:40

Coworker que llevas en Barcelona menos de tres meses, este artículo es para ti. Muchos aprovechamos la Semana Santa para escaparnos unos días al Pirineo o a la Costa Brava, pero hay mucha gente que se decide por descubrir los rincones más bonitos de la ciudad. Este es el caso de las personas que llevan en la ciudad poco tiempo y que pueden recorrer los espacios más curiosos de la capital catalana. Nosotros vamos a confesaros algunos espacios secretos que debéis visitar.

Patio Olokuti. En el corazón de la Vila de Gràcia hay un espacio de ensueño. Se trata de un patio interior que se encuentra dentro de la tienda Olokuti, un establecimiento definido por la palabra sostenibilidad. Te recomendamos que cojas una novela, compres una botella de zumo natural que hay en la tienda y te relajes. ¡Ni te imaginas cuánto vas a disfrutar!

Mirador del Turó de les Tres Creus. Los Búnquers del Carmel están de moda, pero hay muchísimos miradores más de la ciudad de Barcelona. Nosotros os recomendamos el de las Tres Creus, situado en el Park Güell. La panorámica urbana es espectacular y a pie de calle. No es necesario que te tomes el día libre para disfrutar de unas vistas de escándalo, solo con que te escapes a ver la puesta de sol después del trabajo tendrás suficiente, ¡créenos!

Espai Glòries. ¿Te encantaría relajarte en alguna zona de la ciudad y no tengas que desplazarte hasta la playa? ¿Te gustaría descansar en una tumbona mientras te dejas atrapar por aquella novela que llevas tanto tiempo queriendo leer? Tenemos una zona que te dejará de piedra: el Espai Glòries. Mesas con sillas y parasol, tumbonas, bucs con libros, punto de información sobre la ciudad… ¿Por qué no desconectar en medio de la plaza de las Glòries?

Patio El Vergel. Ciutat Vella esconde grandes rincones de película: plazas, calles, tiendas, etc., pero hay uno de ellos que te dejarás sin aliento: el patio El Vergel, situado en el museo Frederic Marès. En pleno barrio gótico encontramos este espacio lleno de naranjos y que es la antesala del museo. Durante siglos, este patio había sido un jardín de flores y frutas de los Condes de Barcelona.

Todo apunta a que estos días Barcelona gozará de un clima espectacular. Días de primavera al sol, con buena compañía y descubriendo grandes espacios de la ciudad: ¿no te parece un plan genial? Prepara unos bocadillos y entrena bien las piernas, porque la ciudad es tuya. ¡Ya nos lo contarás! ;)

 

Leave a Reply