Archive for the ‘Un poco de Meet…’ Category

¿Por qué el ascensor nunca está en la planta baja cuando llego al edificio por las mañanas? Es viernes. Es verano. Es agosto. Tengo sueño y en el espacio de coworking seremos cuatro gatos. Hay una sola cosa positiva: ¡el aire acondicionado! Abro la puerta y se confirma mi teoría: soy el primero y seguro que uno de los pocos que pisarán el coworking hoy. Me siento en mi silla y enciendo el ordenador. ¡Qué autómatas somos y en qué nos hemos convertido! Yo que cogía apuntes en una libreta y no había un ordenador en ninguna de las aulas del instituto…

“¡Buenos días!”. Bueno, parece que alguien me acompañará en este agónico y trágico viernes. Y ella abre la puerta de la sala. ¿Qué se habrá hecho en el pelo? Está guapa. ¿Por qué se acerca? ¿Por qué me pregunta qué tal estoy? No me había fijado nunca pero vaya ojazos que tiene… Trabajo. ¡Tengo mucho trabajo y ganas de irme!

10, 11, 12, 13 i 14 h. ¡Por fin! Llegó la hora de comer y no quiero contagiar mi buen humor a los demás, así que me levanto sin decir nada a nadie. ¿Ganas de ser social? Lo dejo para septiembre. Y justo cuando me pongo de pie, oigo una voz dulce que detrás de mí dice: “¿Vamos a comer?”, y los cuatro que están en la sala dejan de forma automática y radical lo que estaban haciendo para dirigirse a la sala y comer juntos.

Read more

Por fin. Cada vez en Meet hay más energía, alegría, felicidad. Los coworkers entran por la puerta con una sonrisa que enamora y parece que la vida tiene otro color. El secreto podría ser el dinero, la salud, el amor, pero no; el secreto se llama verano. Todas las estaciones son especiales, pero esta posee un ingrediente que la hace única: el sol.

“El sol, muy bonito, pero no lo vemos”, así de simpático respondería el coworker que a todos nos ha venido a la cabeza, pero, por suerte llegaría IG y lo arreglaría con un: “¿quién se apunta a tomar unas cervecitas en una terracita por la tarde?”. Nuestras caras cambiarían al segundo y lo que parecía un día más acabaría con gran sabor de boca. ¡Esto es Meet, chicos!

En verano todo el mundo está de mejor humor: la playa, los helados, las vacaciones, las fiestas, el mar… El premio de trabajar todo el día son unas buenas bravas en la terraza del bar que está en la esquina. Además, los coworkers se marchan de vacaciones, una semana está fuera AP, otra su compañero, SL, y cuando llegan viene lo mejor: vivir el viaje, las aventuras, las experiencias, las anécdotas, etc. a través de sus palabras. Lo más curioso es ver el antes y el después de sus caras. ¡Parece mentira las pilas que da viajar y desconectar del trabajo!

Read more