5 razones de peso para unirte a un coworking

30 junio, 2017 17:18

Los coworkings han revolucionado el mundo laboral y la forma de trabajar. Se han posicionado como una de las opciones preferidas de muchos emprendedores, startups e incluso de importantes corporaciones que quieren beneficiarse de la gran cantidad de ventajas que aportan esta modalidad y concepto de trabajo. ¡Y no es para menos! En Meet BCN sabemos muy bien por qué los coworkings se han convertido en los espacios favoritos de tanta gente, así que hemos seleccionado algunas de las razones de peso por las que deberías sumarte a este movimiento:

Aumenta tu productividad. Si alguna vez has trabajado desde casa, sabrás de lo que hablamos. Puede que los primeros meses te parezca cómodo apurar al máximo las horas de sueño y no tener que salir de tu dulce hogar para ir a la oficina, pero pronto verás que empiezas a echar de menos tu rutina. ¿Por qué? Porque acabas priorizando otros temas como la lavadora, el lavavajillas, la televisión, la compra del día… Al final de tu jornada habrás hecho un montón de recados y tareas, excepto lo que se suponía que tenías que hacer: ¡tu trabajo! Seguro que tu negocio empieza a verse resentido.

Forma parte de una comunidad. Te encanta tu piso porque lo has convertido en tu oasis de relax, pero el aislamiento empezará a pasarte factura si no dejas rápido las cuatro paredes de la oficina improvisada que has montado en casa. Las horas pueden llegar a hacerse eternas… ¿Nuestro consejo? Mejor separa la vida personal y profesional en espacios distintos. En un coworking conocerás personas encantadoras con las que compartir agradables charlas, hacer un café a media mañana, comer juntos, salir de afterwork, organizar cenas y asistir a eventos y actividades de todo tipo. Te sentirás parte de una comunidad y eso es lo que cuenta.

Multiplica tu red de contactos. Aunque existen coworkings especializados y destinados al público de un sector determinado, la mayoría de espacios acogen profesionales muy variopintos. En Meet BCN somos buen ejemplo de ello: diseñadores gráficos, interioristas, asesores financieros, empresas de marketing, recruiters, programadores informáticos, agencias de idiomas en el extranjero e, incluso, una empresa farmacéutica y asociaciones culturales. En un ambiente como este, es habitual que surjan sinergias y proyectos comunes entre coworkers. ¡Viva el networking!

Proyecta una imagen de empresa consolidada. Olvídate de recibir a clientes, socios o proveedores en el despacho clandestino de tu casa. Si quieres que te tomen en serio, aprovecha las salas de reuniones que ofrecen los espacios de coworking. ¡La mayoría incluyen una serie de horas gratuitas cada mes! Además, podrás contratar servicios de oficina virtual, atención telefónica y domiciliar tu empresa en la dirección de tu coworking para aprovecharla tanto para uso comercial como fiscal. Decir que trabajas en Rambla de Catalunya 125 te da automáticamente cierto caché, ¿o no?

Optimiza costes. A priori, pensarás que contratar una mesa de trabajo o un despacho en un espacio de coworking no será más que otro gasto añadido a la montaña de los que ya tienes. ¿Seguro? ¡Echa números! Ahorrarás en agua, luz, calefacción, aire acondicionado, limpieza, Internet… Por no decir que los precios que conseguirás son mucho más competitivos que los que encontrarías al alquilar una oficina propia para ti solo.

Los hay de mejores, de peores, de más bonitos o feos, grandes, medianos, pequeños, bien comunicados, más aislados o periféricos… pero la mayoría de coworkings cumplen con alguno de estos requisitos. ¿En el caso de Meet? Podemos sentirnos orgullosos de afirmar que tenemos servicios de calidad, una comunidad de 10, una oficina de diseño con un ambiente tranquilo y muy luminoso, profesionales como la copa de un pino de sectores bien diversos y una localización inmejorable. Si todavía no has probado el coworking, ¿a qué esperas? ;)

Leave a Reply