Coworking de diseño a un precio
asequible en el centro de Barcelona

  • coworking

    ...si necesitas un espacio cálido donde trabajar, reunirte con tus clientes y establecer colaboraciones profesionales...

  • oficina virtual

    ...es tu opción si quieres domiciliar tu empresa en nuestra dirección o simplemente quieres que atendamos las llamadas de tus clientes...

  • salas de reuniones

    ...si necesitas atender a tus clientes en una dirección de primer nivel y en un entorno cálido y agradable...

  • salas de formacion

    ...ven a visitarnos si necesitas dar un curso, un taller o un seminario. Nuestra sala de formación tiene capacidad para 12 personas...

Poco tiempo le faltó a Instagram para convertirse en el qué hablar de los grupitos de jóvenes que, con sus fotos molonas, eran la envidia de todos. En unos meses, esta red social de fotografías pasó a ser la red social de instantáneas más importante en muchísimos países del mundo. Al principio era tu primo pequeño el que enseñaba a sus amigos su nuevo corte de pelo desde todos los ángulos posibles. Semanas más tarde empezaste tú, y ahora es tu madre quien está enganchada.

Pero, ¿por qué tener perfil en Instagram? En 2016, con 600 millones de usuarios activos al mes y más de 1,2 billones de likes cada día, Instagram explotó. Podemos afirmar que el pasado año se consolidó Instagram como red visual para particulares y para organizaciones. Todo el mundo está en Instagram y, si no es tu caso, puede que en este momento tu competencia te esté ganando la partida.

Años atrás, Instagram nos servía para demostrar a nuestro círculo de amistades dónde pasamos las vacaciones, cómo nos gusta disfrutar de cenas entre semana o cómo de bien nos queda aquel vestido de Zara… Poco a poco los objetivos se han vuelto más ambiciosos y hay quien vive del postureo en esta red. Hablamos de los famosos influencers que cada día crean tendencia con sus imágenes. Aunque hoy no vamos a centrarnos en este tipo de… perfiles.

Read more

Reinventarse o morir: grandes casos de éxito

16 marzo, 2017 18:35 | 0 comments
posted byGemma

Reinventarse. Un verbo con un contenido semántico de lo más potente. Saber adaptarte a nuevas realidades y triunfar en el proceso. ¡Qué fácil parece! Pero, en realidad, reinventarse es una barrera que muchas empresas quieren afrontar pero que en pocos casos logran superar. Hoy queremos presentaros algunos de los grandes casos de éxito de reinvención. Porque si Nokia se hubiera quedado en lo que era en origen, quizás hoy ya no existiría…

Sí, sí, lo has oído bien: Nokia. Esta empresa de Finlandia nació para procesar la pulpa de la madera y convertirla en papel. ¿Cuándo llegó el cambio radical? Con la aparición en escena de las telecomunicaciones, momento en que se relacionó con empresas de caucho y cables, y una cosa llevó la otra y… ¡explotó con un aparato llamado móvil!

Pero Nokia no es el único ejemplo de capacidad de reinvención. En la misma línea de Nokia es obligatorio mencionar a otra gran marca tecnológica. De hecho, es tecnológica desde los años 70 del siglo pasado, porque sus raíces son otras muy diferentes: corría por allí al año 1938 cuando nació una empresa que vendía pescado a la China y a Manchuria. ¿Cómo se llamaba? Samsung.

Read more

Google+